Un desajuste defensivo en el 87′ le da la victoria al Rápido de Bouzas en un partido con pocas ocasiones de gol.

Querían resarcirse los de Alfredo Santaelena de la derrota cosechada la semana pasada en Barreiro, un once con dos novedades importantes dada las numerosas bajas con las que contaba el equipo en el día de hoy,  a las de Bikoro, Rubén Sánchez y Borja Díaz, cumpliendo sanción, además de las de Lluch y Rubén Ramos con problemas físicos. Los primeros minutos dejaban ver dos equipos con distintos planteamientos los locales se hacían con el dominio del balón y del juego, mientras que los visitantes esperaban agazapados en su campo esperando un posible error o desajuste defensivo de los locales.

Ese dominio del balón daba las primeras ocasiones de gol al cuadro sansero, la primera en el minuto dos de juego, con un disparo fuerte de Zazo que salía muy centrado y blocaba el meta Brais sin mayores apuros. En el 10′ de juego llegaría la mejor ocasión para los locales, en una mano a mano de Rubén Mesa, su disparo algo flojo iba al centro de la portería visitante, atrapando el guardameta sin mayores apuros.

La siguiente acción del partido era una rápida contra del Rápido de Bouzas Antonio Caballero se plantaba dentro del área solo ante Carlos Morales para disparar. El cancerbero evitaba el gol con una parada salvadora a córner. Fueron las dos grandes acciones de un choque que iba a ir de más a menos.

Los de  Alfredo Santaelena podían haberse colocado 1-0 en el marcador todo ello con balones largos y jugadas aisladas, pero el esférico no quería entrar.

En el minuto 16 Nandi la tuvo de cabeza en el segundo palo a la salida de un córner que iba a fuera por poco. El efecto óptico provocaba que la afición sansera celebrase el gol, pero no era así, el esférico golpeaba en el lateral de la red. El resto de primera mitad era un querer y no poder de los nuestros que lo intentaban de todas las maneras pero el Rápido de Bouzas cerraba los espacios en el mediocampo con una presión alta que impedía salir con ritmo y velocidad a los nuestros. Saúl con un tiro lejano que se iba arriba y otro de Zazo eran las ocasiones más destacables antes del descanso. La verdad que el ataque de ambos se había diluido con los nuestros muy voluntariosos y un con un Rápido de Bouzas muy perpetrado atrás esperando a la contra una posible opción.

Tras el descanso el guion del encuentro no se modificaba, el  Sanse trataba de jugar el esférico sin acierto, por la telaraña defensiva de los gallegos, el Rápido de Bouzas estaba en su campo tranquilo con la idea de robar o aprovechar un fallo de los nuestros y acertar con esa posible ocasión. Los minutos iban pasando y a los nuestros les costaba terminar las ocasiones de gol, mermados por el esfuerzo físico pero sobre todo por la defensa férrea de los visitantes, que pudieron adelantarse en el 62′ de juego aprovechando un mal despeje defensivo de la zaga sansera, Caballero en el área pequeña remataba de cabeza, que se encontraba con un gigante Carlos Morales que a mano cambiada metía la punta de sus guantes para despejar el balón y en línea de gol el central Nandi despejaba el balón evitando el primer gol del partido. Fue la única ocasión con peligro gallega durante la segunda mitad.

Alfredo Santaelena tenía que introducir a Miguel Muñoz por Rojas que en los últimos minutos de la primera mitad tenia había sufrido problemas físicos, además el míster sansero introducía todos los jugadores de los que disponía de ataque en el banquillo, dando entrada a Sergio Castel y Alan, retirando del terreno de juego a Maganto y Álvaro Prada, toda la pólvora en busca del tanto que diera los tres puntos. Pero el fútbol normalmente tiene esa crueldad o pizca de mala suerte, el equipo que había buscando con insistencia durante todo el encuentro el gol, iba a ver como en un fallo defensivo del central Nandi en la salida del balón, el jugador visitante Carlitos le robaba la cartera y se plantaba solo ante el meta Carlos Morales regateándole y marcando a puerta vacía el único tanto del partido. Siendo un jarro de agua fría para todo el equipo y la afición. En tiempo de prolongación los nuestros lo buscaron con más corazón que cabeza con balones al área, pero no habría tiempo para más.

Desenlaza muy cruel para los nuestros que suman una nueva derrota, segunda consecutiva y quinta en la temporada. Con este resultado, el Sanse se queda con dieciséis puntos .El miércoles se medirá en partido entre semana al Cerceda gallego y el próximo domingo nuevamente en el José Luis de la Hoz – Matapiñonera se enfrentara al C.D. Toledo.

FICHA TÉCNICA|

U.D. SANSE| Carlos Morales; Saúl, Nandi (A 90′), Rojas (Miguel Muñoz 47′), Juanfran, Zazo, Neyder, Fer Ruiz, Maganto (Alan 72′), Álvaro Prada (Sergio Castel 80′) y Rubén Mesa.

RÁPIDO DE BOUZAS| Brais, Isma (Carlitos 82′), Adrián, Ruxi, Trigueros, Pedro García, Cabo, Óscar Sielva (A 45′), Anderson, Diego Diz (David Álvarez 66′) y Deivid (Yag0 Pérez 36′).

ÁRBITRO| Velasco Arbaiza del colegio vasco.

GOLES| 0-1, Carlitos (87′).

INCIDENCIAS| Estadio José Luis de la Hoz – Matapiñonera: 700 espectadores.