Un gol de penalti en el 83′ de Rubén Ramos da la victoria a los nuestros en un partido que fueron mejores.

El viento era el principal protagonista en la mañana de hoy en el feudo sansero, soplaba con gran intensidad lo que podía presagiar un partido algo complicado para ambos equipos. Novedades en el once inicial que presentaba el técnico sansero con respeto al último encuentro frente al Atleti “B”, Julio Algar volvía a una línea defensiva de cuatro hombres con la novedad de Lluch en el costado de la banda, en la medular Nacho Maganto volví al once junto a Carlitos y en la punta de ataque ere Mendi el que se encargaba de ser el 9.

Los primeros minutos del encuentro no dejaban ver mucho fútbol la verdad, el viento lo impedía, cualquier tipo de pase ya fuera por raso se convertía en una odisea, ya que el balón se paralizaba. Ambos equipos intentaban acercarse a la portería contraria, algo más voluntariosos se mostraban los nuestros que intentaban llevar el peso del partido, la primera ocasión seria para Nacho Maganto con un magnifico lanzamiento de falta que se marchaba pegada al lateral de la red, cuando la afición sansera cantaba el gol por el efecto óptico.

El Celta “B” lo intentaba de forma tímida, mediante jugadas de su mejor hombre en la mañana de hoy, Agus Medina, pero sus remates o no llegaban a portería o eran flojos, sumado a que Diego Barrios estaba muy atento a cada acción.

El primer gol estuvo a punto de llegar en el 14′ de juego gracias a un gran disparo lejano de Borja Díaz que hacia intervenir con una gran intervención al meta Sotres que evitaba claramente el tanto local.

Transcurrían los minutos y el partido carecía de posibles ocasiones claras de gol, una buena jugada combinada de Nacho Maganto con Fer Ruiz, no llegaba a culminar Mendi ya que el balón se quedaba atrás y el ariete no llegaba al remate por poco. El Celta que no creaba mucho peligro, estuvo a punto de adelantarse en el marcador tras un excepcional disparo lejano, que haría intervenir a  Diego Barrios que volaba para enviar el balón a córner y evitar cualquier susto.

Fer Ruiz no llega por muy poco a un gran balón al espacio de Nacho Maganto, el guardameta Sotres se anticipaba en carrera y despejaba el balón. Así finalizaba la primera mitad. En la segunda parte el viento disminuyo y el partido cambio algo de ritmo. El Sanse seguía siendo quien quería llevarse la victoria, mientras que el Celta “B” esperaba en su campo juntitas las líneas una posible contra para tener su oportunidad, aunque en momentos del partido parecía que el empate hasta les sabía bien.

El gol era cuestión de tiempo que llegara por el bando sansero, en el 58′ Borja Díaz reventaba la portería viguesa con un disparo desde lejos que se encontraba con el larguero el balón votaba sobre la línea sin llegar a superarla y la defensa visitante repelía el balón como podía.

Ambos equipos intentaban quemar todas sus balas realizando las tres sustituciones pertinentes, en el Sanse la entrada de Rubén Ramos daba un soplo de aire muy positivo para su equipo, el partido se iba acercando al final, la afición sansera no perdía la esperanza de que los suyos consiguieran lograr la victoria.

Trascurría el minuto 82′ de juego cuando en un acción de ataque por parte del Sanse, iba a cambiar el encuentro, el balón aparentemente golpeaba en la mano del defensor Rai, el colegiado lo veía claro y decretaba penalti, amonestando con la segunda tarjeta amarilla al defensor vigués que se marchaba expulsado.

Rubén Ramos era el encargado de transformar la pena máxima engañando perfectamente al meta Sotres y poniendo 1-0 que sería definitivo, en los últimos minutos del partido el Celta más con corazón que cabeza intentaba lograr el tanto que igualara el choque con balones colgados al corazón del área, pero la defensa sansera y el meta Diego Barrios despejaban el peligro muy seguros.

En la última jugada del encuentro Sergio Castel se aprovechaba de un mal pase del central al guardameta Sotres, interceptando el balón y regateando en velocidad al meta, pero el futbolista  en su autopase demasiado fuerte no iba a llegar para poder anotar el que hubiera sido definitivo 2-0.

FICHA TÉCNICA:

U.D. SANSE: Diego Barrios; Saúl, Nandi, Borja Gómez, Lluch (Bogdan 46′), Toni Arranz (A 9′), Fer Ruiz, Nacho  Maganto (A 90′), Mendi (Castel 71′ A 81′), Borja Díaz (A 74′) y Carlitos (Rubén Ramos 58′).

R.C. CELTA DE VIGO “B”: Sotres; Kevin, Ros, Costa, Rai (AA 82′), Pampin (Riki 74′), Pol (Pastrana 63′), Álex, Dennis, Aarón (Dejan Drazic 68′) y Agus Medina (A 89′)

ÁRBITRO: José David Martínez Montalbán del colegio murciano.

GOLES: 1-0, Rubén Ramos (pen) (83′).

INCIDENCIAS: Estadio José Luis de la Hoz – Matapiñonera: 750 espectadores.