El Sanse finaliza el curso en casa ante su afición, en una buena temporada donde el equipo no sufrió.

El Sanse despide la temporada en el José Luis de la Hoz – Matapiñonera frente a su afición, partido sin trascendencia para los nuestros que no dependen de sí mismos para lograr la plaza directa que otorga el derecho a disputar la próxima temporada la Copa del Rey, toda opción pasa por hacer los deberes logrando la victoria y esperar un tropiezo del Talavera que se enfrentará al ya descendido Cerceda, por su parte el Coruxo F.C. afronta el encuentro como vital para lograr la salvación y afrontar el próximo curso nuevamente en Segunda División “B”. Las opciones del Coruxo F.C. de lograr la salvación pasa por lograr la victoria en el José Luis de la Hoz – Matapiñonera y que sus rivales directos  Toledo y Pontevedra no logren la victoria, en caso que uno de ellos dos lograran la victoria el Coruxo F.C. aspiraría a disputar el play out de descenso. El míster sansero,  Julio Algar comentaba tras el último entrenamiento previo al partido la dificultad del encuentro “un partido muy difícil que como sabemos se juega algo tan importante como es la permanencia, pero nosotros nos jugamos también la posibilidad de entrar en la Copa del Rey y sobre todo despedirnos de nuestra afición como se merece con una victoria y es lo que esperamos”.

En términos generales la temporada de nuestro equipo ha sido buena, aunque la sensación de que  se podría haber luchado por objetivos superiores. Se escaparon muchos puntos en la primera vuelta en Matapiñonera, algo que al equipo le condeno, a pesar que lejos de Matapiñonera los resultados cosechados por el equipo fueron espectaculares. Lo que está claro es que servirá de experiencia para consolidad al equipo en una categoría compleja como es la Segunda “B”. Podría parecer par muchos que no entrar en la Copa del Rey se podría considerar un fracaso, para el míster sansero no “se puede pensar en eso por lo menos hasta mañana. Después del partido es el momento de contestar, ahora solo tenemos que intentar ganar el partido de mañana y pensar que estaremos”. El equipo ha estado durante toda la temporada fuera de los puestos de peligro, manteniéndose entre los 10 primeros, tras el sufrimiento cosechado la temporada pasada salvándose el equipo in extremis, se puede considerar una éxito llegar a la última jornada de liga sin apuros, como destaca Julio Algar.

Las únicas bajas con las que contara el míster para mañana serán las de Lluch lesionado y que en el día de hoy fue operado quirúrgicamente de su lesión, la operación fue satisfactoria y el futbolista se encuentra animado para afrontar con calma su proceso de recuperación, también será baja Sergio Castel que sufre molestias físicas y Tony Arranz que cumple ciclo de amonestaciones. Por lo que la convocatoria estará compuesta por  17 futbolistas, que es la siguiente:

Porteros: Diego Barrios y Carlos Morales.

Defensas: Saúl, Bogdan, Borja Gómez, Nandi,  Miguel Muñoz y Luque.

Centrocampistas: Zazo, Rubén Ramos, Borja Díaz, Fer Ruiz, Carlitos y Álvaro Prada.

Delanteros: Nacho Maganto, Rubén Sánchez y Mendi.

Una vez que concluya el encuentro, el equipo se despedirá de la temporada el miércoles, donde futbolistas y cuerpo técnico empezaran su merecido descanso, como es el caso del míster Julio Algar “bueno el miércoles vendremos según nos comunica el club para despedirse de la temporada y a continuación Julio Algar se ira a Murcia para estar con mi mujer y mis hijos, ya que estos meses han sido duros al estar lejos de ellos, a pesar de la ayuda cercana de la familia aquí en Madrid que lo ha hecho más bastante más llevadero y esperar allí un nuevo reto en este difícil mundo del fútbol pero a la vez apasionante esperando que sea rápido el volver a estar trabajando en lo que más me gusta que es el FÚTBOL”.

El encuentro se podrá seguir en live en los perfiles oficiales del club en las redes sociales Facebook y Twitter, además LaOtra de Telemadrid que retrasmitirá el Fuenlabrada – Ponferradina hará un especial con conexiones en directo con todos los equipos madrileños, al más estilo carrusel.