Los goles de  Andy Escudero y Cristian Perales en el último minuto de ambas partes dan al primer punto de la temporada, en líneas generales buen partido de los de Manolo Cano.

Iniciaban los nuestros la temporada en la mañana de hoy lejos de Matapiñonera, ante un rival incomodo como se ha podido ver durante todo el partido, en el primer once de la era Manolo Cano, tan solo tres futbolistas que estaban en club la pasada temporada, Carlos Morales en portería, Zazo en el centro del campo, estrenando capitanía y Carlitos en banda, el resto del once, debutaban con la elástica sansera hoy rosa flúor ya que el equipo estrenaba la segunda nueva equipación presentada hace unos días, algunos como era el caso de JC, Andy Escudero, Pablo Martínez o Agüero debutaban también en Segunda División “B”.

Los primeros minutos del encuentro dejaban ver a un Sanse alegre que quería jugar y tocar el balón, haciéndose con el dominio del esférico y comenzando desde atrás. La primera del partido seria para los nuestros con una falta colgada que era bien despejada por la defensa pucelana. El primer aviso del filial pucelano, acababa en las manos de Carlos Morales, era un disparo flojo.

Aunque eran los nuestros los que dominaban el esférico e intentaban jugar, el Valladolid era quien ponía las ocasiones de peligro, a punto estaban de adelantarse en el marcador en el 7′ de juego con un remate de cabeza que se marcha pegadito al palo. Nuevamente era el filial quien ponía el peligro sobre la meta sansera, Miguel se iba de todos los defensores que le entraban y ajustaba un disparo colocado a la cepa de la portería que se salía pegadita al palo, se habían salvado los nuestros del primer tanto de la mañana.

Las jugadas de ataque de los nuestros eran acciones por banda, pero la defensa local estaba muy acertada sobre todo el central Seydu que era un muro infranqueable para los nuestros, el defensa local estaba bien colocado y se anticipaba a todas las acciones de ataque de los nuestros.

Carlos Morales tenía que hacer una gran intervención a un lanzamiento de córner olímpico que a punto estaba de introducirse en su portería, metía la mano arriba para evitar el tanto local, tanto que a punto estuvo de llegar a favor de los nuestros en la jugada posterior tras un lanzamiento de córner donde JC solo sin oposición remataba de cabeza, el balón se iba fuera cerca de la escuadra.

En el 27′ llegaba el primer tanto del partido tras una falta de Zazo al borde del área grande, el encargado de lanzarla era Kike que con un magistral toque colocado, la ponía en la escuadra y adelantaba a los suyos, a pesar del tanto, los nuestros no perdieron la cara y enseguida buscaron igualar el marcador, en dos ocasiones Perales estaría a punto de igualar.

Era la última jugada de la primera mitad, una falta centrada cerca de la media luna del área grande, Andy Escudero se encargaba de ejecutar, hacia caso al míster que le indicaba desde el banquillo que era la última y que había que disparar a portería, dicho y hecho, zapatazo de Andy Escudero a la misma escuadra de la meta de Diego Barrios, que nada podía hacer, un auténtico golazo que ponía las tablas en el luminoso. Concluía así la primera parte del encuentro.

Tras la reanudación cuando todavía el público se estaba volviendo a sentar en sus asientos, se adelantarían los locales, balón cruzado desde la banda, Waldo que estaba siendo un dolor de cabeza para los defensores sanseros disparaba ajustado al palo raso para anotar el 2-1 y poner de nuevo en ventaja a los suyos.

El Valladolid se había echo con el dominio del balón, los nuestros sufrían en este inicio de la segunda mitad, se sacudían las envestidas peligrosas de los locales. El míster introducía cambios, no le gustaba como se estaba poniendo el partido, entraba primero Sergio Castel, para jugar con un 4-4-2, pocos minutos después entraba Pablo Martínez para echar una mano en el centro del campo a Zazo.

Castel tendría una gran oportunidad de igualar el marcador tras un centro desde la banda de Iván Pérez, el remate de cabeza en el borde del área pequeña del delantero sansero, se iba pegado al palo, cuando la afición ya cantaba el tanto. El equipo iba recuperando las buenas sensaciones de la primera mitad, parecía que el arreón inicial de la segunda parte del Valladolid ya era menor, poco a poco llegaban ocasiones de gol de los nuestros, nuevamente tras un mal despeje Castel según le venía el balón la empalmaba desde unos 25 metros y hacia estirarse con una intervención de escándalo al meta Diego Barrios para enviar el balón a córner y volver a impedir el empate.

El equipo defendía bien en el último tramo del encuentro, había que tener mucho cuidado con las contras del filial pucelano, porque eran muy peligrosos en defensa. Mientras tanto en ataque el equipo seguía llegando y generando peligro, Diego Barrios se estaba convirtiendo en el protagonista de su equipo, realizando intervenciones de mucho mérito, volvía a sacar una mano providencial a Perales que se desesperaba viendo el gol claro que le había sacado el meta.

En el último minuto del tiempo reglamentario los nuestros se iban a quedar con un hombre menos, Rubén Sánchez que había entrado en esta segunda mitad iba a ser expulsado con roja directa, tras una aparente falta de tan solo tarjeta amarilla, demasiada rigurosa para el encuentro que se había podido ver.

Entrabamos en tiempo de prolongación, y si alguna seña de identidad tiene este nuevo Sanse es el de no dejarlo de intentar hasta el final, apenas faltaba un minuto para el final del partido, cuando un balón centrado de Rubén Valverde al corazón del área grande era aprovechado por Perales que de cabeza con un remate picado ponia el definitivo 2-2 en el marcador y salvara un punto para los nuestros.

La última ocasión del encuentro seria para el Valladolid en una falta lateral colgada que era despejada bien por la defensa sansera, no había tiempo para más, finalizaba el encuentro con un punto justo para ambos equipos, en un partido entretenido y disputado para ser el primero de la temporada.

 

FICHA TÉCNICA:

REAL VALLADOLID “B”: Diego Barrios; Raúl Navarro, Corral, Mario, Seydu, Kike (A 87′), Pablo, Javi Pérez, Miguel (Carrascal 63′), Pedrosa (Abel 84′) y Waldo (Alberto  Gil 80′).

U.D. SANSE: Carlos Morales; Valverde, Iván Pérez, Bruno Rivada, JC (A 32′), Zazo, Carlitos, Andy Escudero (Sergio Castel 60′), Cristian Perales, Galindo (Pablo Martínez 68′) y Agüero (A 42′) (Rubén Sánchez 56′).

ÁRBITRO: Fuente Martín del comité cántabro.

GOLES: 1-0, Kike (25′) ,1-1, Andy Escudero (45′) ,2-1, Waldo (46′) y 2-2, Perales (+90′).

INCIDENCIAS: Anexos Estadio José Zorrilla: 500 espectadores, numerosa afición sansera en las gradas.