Los nuestros se llevan la victoria por 1-3 ante el anfitrión del Trofeo.

El torneo era de carácter benéfico para la  Asociación El parque de las sonrisas que realiza una gran labor social con todos los niños con diversidad funcional, el precio de la entrada era de 3 euros, la recaudación irá destinada para la construcción de un parque adaptado para los niños con diversidad funcional en la localidad de Parla. Nuestro equipo dono una camiseta con la firma de todos los jugadores para que fuera sorteada durante el encuentro.

En cuanto a lo deportivo los de Manolo Cano cosecharon una victoria por 1-3. El míster sansero dio la oportunidad a numerosos jugadores del filial junto a jugadores de la primera plantilla del equipo sansero, que realizaron un partido muy meritorio.

Al borde del descanso los nuestros se iban a poner por delante en el marcador gracias a un rechace dentro del área que Giovanni no iba a desaprovechar para hacer el 0-1 en el marcador. La nota negativa de esta primera mitad la ponía Agüero que tenía que retirarse del terreno de juego con aparentes muestras de dolor, lo que parecía ser una lesión grave, pero al final del encuentro, el futbolista se encontraba mejor y todo quedo en un fortuito golpe, que no va a impedir al futbolista continuar compitiendo.

Al poco tiempo de la reanudación tras el paso por el vestuario, llegaría el 0-2, gracias a una buena jugada por banda de Andy Escudero, que centraba y en primera instancia Rubén Sánchez no llegaba a rematar, pero si en segunda jugada, Jony jugador del filial remataria entre los tres palos con un gran lanzamiento anotando el segundo.

Los locales recortaron distancias en el 66′ tras una rápida contra, que culminaba por raso en el mano a mano tras la salida de Carlos Morales. Dos minutos después de nuevo los nuestros iban a aumentar la renta tras un centro colgado que en su afán por despejar iba a introducir en su propia portería el defensor Mario.

Aunque el Parla no le perdía la cara al partido y pudo haber igualado el encuentro, merced a dos penas máximas señaladas por el colegiado en tan solo dos minutos, casi una detrás de la otra. La primera pena máxima era detenida por Carlos Morales que aguantaba muy bien la posición y se lanzaba al lado correcto realizando una gran intervención, en la segunda el lanzamiento iba al mismo lugar que la anterior y de nuevo el meta sansero que estaba cuajando un gran partido se lanzaba para tocar con la punta de sus dedos el balón para que impactara con el palo y saliera rebotada sin ser gol.

El encuentro finalizaba con muy buen sabor de boca para los futbolistas, sobre todo para los canteranos que ayer tuvieron la oportunidad de debutar con el primer equipo. Nuestro capitán Carlos Morales era galardonado con el premio al mejor jugador del partido y el mismo también recogía el trofeo que nos acreditaba como campeones del torneo.