Un gol de Rafa Mella a falta de pocos segundos para finalizar el partido, deja al Sanse sin victoria.

Volvía el fútbol a Matapiñonera con un derbi madrileño, enfrente un debutante de la categoría el Internacional de Madrid – Boadilla. En el once inicial las principales novedades con respecto al partido de Valladolid era la entrada de Pablo Martínez y Castel. En los primeros minutos del encuentro se veía claro el guion de ambos equipos, el Sanse quería controlar el balón y salir con el jugado, por su parte el Inter quería hacerse dueño y señor del balón y así fue, dominaban los de Boadilla del Monte el esférico y creaban serio peligro, aunque la primera ocasión del partido saldría de las botas de Carlitos con un disparo que atrapaba en dos tiempos el meta Miguel Ángel.

El dominio del Inter iba creciendo según pasaban los minutos, en el 10′ de juego a punto estaban los visitantes de adelantarse en el marcador con un disparo que se marchaba cruzado de la meta local.

Esta vez sí se iba a estrenar el marcador en el 13′ de juego un disparo raso ajustado al palo del ex sansero Rubén Ramos colocaba el 0-1.

Tras el gol, los sanseros dieron un paso al frente y adelantaron líneas en busca de posibles ocasiones de gol, pero el Inter seguía dominando el esférico aunque el peligro era menor. Ese fue el momento que aprovechó el Sanse, para en el 23′ de juego, Castel se sacase un disparo raso desde la frontal del área grande ajustado a la cepa del palo para anotar a pesar de la estirada de Miguel Ángel, ponía el 1-1 en el marcador.

El gol le dio alas al Sanse, que cuatro minutos después y con el mismo protagonista, Castel aprovechaba una buena jugada de Carlitos con centro final al corazón del área de Rubén Valverde, que remataba con la testa para poner el 2-1. El Sanse le había cambiado el ritmo al partido y ahora eran los nuestros los que querían finiquitar el partido, a punto estuvieron con un fuerte chut de Andy Escudero que se topaba con el larguero de la meta de Miguel Ángel.

Justo en la última jugada de la primera mitad el Inter lograba igualar el encuentro, pero el gol no iba a subir al marcador ya que el jugador realizaba falta sobre el meta sansero, con esta acción finalizaba la primera mitad.

El Sanse aprendió del domingo pasado en Valladolid, y salió con más intensidad en esta segunda mitad, tras un córner y una rápida contra, Iván Pérez se plantaba solo ante el meta Miguel Ángel, que aguantaba bien la posición y sacaba una gran mano para evitar el 3-1. Minutos después Perales la tendría con un disparo que se marchaba rozando el palo de la meta visitante.

Lo que iba a llegar era el tanto del empate del Inter, Bruno Rivada cargaba al atacante visitante y el colegiado decretaba penalti, el encargado de anotar era Rubén Ramos, que lanzaba al lado contrario del meta Carlos Morales, el jugador no celebraba el tanto del empate por su pasado sansero. Tocaba volver a levantarse y remar de nuevo.

Zazo por poco no lograba el 3-2 con un remate de cabeza a la salida de un córner, el meta visitante realizaba una gran estirada y lo evitaba así. Al Sanse le estaba pudiendo el no meter el tercero y en Inter olía la sangre, volvía a tener el dominio el Inter y buscaba de nuevo adelantarse en el marcador. Cuando parecía que más estaba sufría el Sanse, iba a logar nuevamente adelantarse en el marcador, rápida contra de Carlitos por banda que colgaba un balón medido a la cabeza de Fran Pasto que acababa de entrar al partido y este de cabeza remataba para poner el 3-2.

El Inter lo buscaba de forma desesperada en los últimos minutos de partido, mientras los nuestros se sacudían el peligro y buscaban la velocidad de las contras con Carlitos, Fran Pastor y Giovanni en velocidad. El partido entraba en tiempo añadido, quedaban menos de 15 segundos para llegar al 94′, el colegiado había añadido +4 minutos de tiempo, cuando un fallo en la marca Rafa Mella lo iba a aprovechar y con un remate por debajo de las piernas de Carlos Morales iba a poner el 3-3 definitivo en el marcador.

No había tiempo para más, la moneda esta vez salía cruz y como en la primera jornada un tanto en la última jugada del partido dejaba el marcador en tablas.

FICHA TÉCNICA:

U.D. SANSE: Carlos Morales; Rubén Valverde (A 37′), Iván Pérez, Bruno Rivada, J.C, Zazo, Carlitos, Pablo Martínez, (Niko Kata 67′), Perales (A 59′) (Giovanni 75′), Andy Escudero (Fran Pastor 63′) y Castel.

INTERNACIONAL DE MADRID – BOADILLA: Miguel Ángel; Javi Robles (A 66′), Alvar González, Jesús Moyano (A 58′), Francisco Morante (A 50′), Fernando Pina (Cedrick 74′), Rafa Mella, Álvaro Muñiz (Tello 65′), Rufino Familiar, Rubén Ramos y Jesús Tamayo (Alfonso González 45′).

ÁRBITRO: González González del comité tinerfeño.

GOLES: 0-1, Rubén Ramos (13′), 1-1, Sergio Castel (23′), 2-1, Sergio Castel (27′), 2-2, Rubén Ramos (P) (57′), 3-2, Fran Pastor (70′) y 3-3, Rafa Mella (94′).

 INCIDENCIAS: Estadio José Luis de la Hoz – Matapiñonera: 500 espectadores.