Partido muy duro para nuestro filial que tenía que visitar uno de los campos más complicados de la categoría , pequeño , lento y con una gran afición que siempre hace la visita al precioso pueblo serrano una de las más difíciles de la temporada.

Empezó bien el filial sansero y a los 10’ de partido una gran jugada entre Kike y Rubén terminaba con un remate seco y duro al que nada podía hacer el meta local. Los minutos se acumulaban entre balones largos y jugadas a balón parado en una de ellas un mal control del central sansero provocó un penalti tan inocente como claro al que esta vez Pozu no puedo evitar el 1-1 en el marcador.

En la segunda parte el filial sansero salió con ganas de más y fruto del empuje llegaría un córner que mandaría a las redes Baba. Tocaba trabajar y guardar la portería y parecía que la cosa marchaba bien , el Hoyo de Manzanares no era capaz de crear peligro al meta sansero pero una acción muy discutida tras una posible falta local provocaba un desajuste defensivo que los locales supieron aprovechar y llevar el 2-2 que a la postre sería definitivo.

Buen punto en campo duro pero mal sabor de boca para los nuestros que pudieron llevarse un mejor premio.