Un golazo de Cristo y dos penaltis en contra condenan al Sanse.

Todavía estaban tomando asiento los aficionados en el Di Stefano, cuando los nuestros se iban a poner por delante en el marcador, tan solo habían transcurrido tres minutos de encuentro y tras una buena internada por banda, el balón era interceptado en defensa concediendo un córner.

El lanzamiento de córner era ejecutado a las mil maravillas, para que desde atrás de cabeza el “capi” Zazo llegara como un obús y lo pusiera dentro de las redes poniendo en ventaja a los nuestros. Buen inicio de encuentro para los nuestros.

El Sanse se encontraba bien colocado y en el 12′ de juego, Pablo Martínez mandaba un buen remate de volea por encima del larguero. Por su parte el Castilla intentaba acercarse a la meta de Xabi Irureta que volvía al once en el día de hoy tras recuperarse de su grave lesión, pero el buen trabajo defensivo de los nuestros lo impedía. En el 20′ de juego, Cristo remataba una buena ocasión, la primera clara para los locales, el remate no tenía consecuencias.

Las llegadas de ambos equipos eran constantes, pero sin demasiado peligro, en el 30′ de juego el Castilla tendría una inigualable oportunidad para poner las tablas en el marcador, el colegiado decretaba cesión cuando el meta Irureta se hacía con el balón, la ocasión era en el área pequeña algo escorada, el lanzamiento de Cristo con potencia era repelido por Castel enviando a córner.

Cristo estaba siendo el jugador más ambicioso de los locales que continuamente buscaba el peligro, y así lo conseguía en el 40′ de juego, tras una buena combinación con Alberto, el ariete se sacaba de la chistera un zurdazo desde la frontal del área grande poniendo el esférico en la escuadra de Irureta, imparable para el meta sansero, poniendo las tablas en el marcador.

Comenzaba un nuevo partido, tras una primera mitad entretenida, en la que los locales terminaron dominando, antes del descanso, el autor del gol sansero, Zazo tenía que retirarse del terreno de juego con molestias físicas, su repuesto era Nico Kata.

Tras la reanudación el guion del encuentro no vario, el Sanse estaba muy bien colocado sobre el terreno de juego, muy atentos en labores defensivas impidiendo que el Castilla llegase fácil y cómodo al área sansera.

Cristo estaba siendo un quebradero de cabeza para los nuestros buscando constantemente los espacios y acciones combinativas para lograr el tanto. El Sanse seguía defendiendo con mucho orden y concentración, también trenzaba ocasiones de gol, pero sin peligro claro.

En el 64′ de juego habría una ocasión bastante polémica y que los nuestros protestaron con muy ímpetu, tras una serie de rechaces en el área, Agüero iba a encarar a portería cuando el defensor del Castilla interceptaba el balón con la mano dentro del área, el colegiado interpretaba que la mano estaba pegada al cuerpo y no había penalti, una acción que fue muy protestada por los jugadores, banquillo y aficionados sanseros desplazados hasta Valdebebas ya que la mano era demasiado clara como para no pitarla, pero el fútbol es así y el criterio no siempre es el mismo, tres minutos después un centro de  Jorge De Frutos tocaba en la mano de Bruno Rivada, esta vez si el colegiado interpretaba la mano como voluntaria y decretaba la pena máxima. Cristo era el encargado de lanzar la pena máxima engañando a Xabi  Irureta y poniendo por delante a los suyos en el marcador.

Cinco minutos después una gran internada de Cristo dentro del área finalizaba con el jugador siendo derribado dentro del área, el colegiado no tenía dudas y decretaba nuevamente penalti, de nuevo otra vez el encargado de lanzar el penalti era Cristo que de nuevo engañaba a Xabi Irureta haciendo el 3-1 y poniendo muy cuesta arriba el encuentro para los nuestros.

A pesar del duro mazazo y del marcador adverso, los nuestros seguían peleando por lograr recortar distancias y acercarse en el marcador, el míster sansero, Manolo Cano agotaba los cambios dando entrada a Fran Pastor y Cristian Perales, los cambios dieron algo de oxigeno e hicieron que el juego pasara a ser en el terreno de juego del Castilla, los intentos de los sanseros no eran suficientes para derribar la defensa local. En tiempo de descuento, Castel ponía la emoción haciendo el 3-2, tras una falta ejecutado en línea de tres cuartos siendo colgada al área, el delantero se hacía con el rechace y anotar con un tiro raso.

Al Castilla le entraban los nervios, recordando otras situaciones similares en la que se les escapaban los tres puntos en las últimas jugadas. En esta ocasión no sería así, en la última acción del partido Jota era expulsado con tarjeta roja directa, en una nueva acción polémica donde el colegiado interpretaba agresión, cuando la acción para solamente tarjeta amarilla.

El Sanse suma así la tercera derrota consecutiva, el próximo domingo se enfrentara a los Unionistas de Salamanca, siendo el último partido del año como locales en Matapiñonera.

FICHA TECNICA:

REAL MADRID CASTILLA: Luca; López, De La Fuente, Manu  Hernando, Zabarte (Augusto 60′);  Jaume (Seoane 76′), De Frutos, Fidalgo, Alberto (Dani Fernández 87′), Fran García y Cristo.

U.D. SANSE: Xabi Irureta; Valverde (Perales 77′), J.C, (R 90′). Bruno, Iván Pérez; Zazo (A 43′) (Niko kata 44′), Satoca; Agüero, P. Martínez (Fran Pastor 68′), Carlitos y Castel.

ÁRBITRO: Peña Valera. Comité andaluz.

GOLES: 0-1,  Zazo (3′), 1-1, Cristo (40′), 2-1, Cristo (67′), 3-1, Cristo (71′) y 3-2, Castel (+90′).

INCIDENCIAS: Estadio Alfredo Di Stefano: 910 espectadores.