Un hat-trick de Rubén Lozano en la segunda mitad da la victoria al filial que pelea de lleno por el ascenso.

Partido muy duro para el filial que se encontró a un gran rival enfrente, durante todo el partido puso en serios problemas y apuros al Sanse “B”, en la primera parte el combate fue nulo pero es posible que a los puntos fuera ganando el Adarve pero los chicos supieron sufrir y trabajar.

En la segunda los cambios y un gran Rubén Lozano que está de dulce!! Resolvieron un partido que en el segundo tiempo nuestro filial pego más duro y fue poco a poco llevando a su rival a la lona!!

Tres puntos más y último partido en casa del año 2018!!!