En la tarde del domingo los nuestros llegaban muy mentalizados de que había que ganar en un campo muy complicado ante un buen rival.

Aunque los nuestros tendrían que adaptarse a las circunstancias del juego y cambiar su forma de jugar, iban a dominar durante casi todo el tiempo. El partido comenzaba con varias ocasiones de los nuestros y bonitas jugadas combinativas que hacían que nos plantásemos delante del portero y poniendo en peligro al Aravaca. Esto iba a ser constante, así  llegaba el 15′ de la primera parte y una jugada que arrancaba en nuestro campo y como si fuera de memoria, de un lado a otro, Álvaro le ponía muy buen balón a Javi, que hacía que nos pusiéramos arriba en el marcador.

Ellos sin apenas peligro intentaban aprovechar el balón parado pero los nuestros desbarataban cualquier ocasión de peligro, sin regalar nada al Aravaca y dónde, hoy si, veíamos una defensa muy sólida y contundente que sabían de la concentración que había que imponer en este campo.

Por lo tanto iban a llegar los minutos finales de la primera parte con alguna que otra ocasión que ganábamos en juego aéreo y una falta muy peligrosa de Rubén Bas que fue al travesaño. Así pues el marcador no se movió al descanso.

A la vuelta de vestuario los nuestros no perdían la concentración y volvían con muchas ganas, manteniendo la calma y sabiendo que las ocasiones llegarían y podían perdonar, el Aravaca sin apenas mucho juego seguían con la idea de intentar sacarle provecho a acciones aisladas a través del balón parado y saques de banda pero los nuestros seguían con una defensa muy férrea. Cuando ellos más apretaban, iban a anotar un tanto que sería anulado por fuera de juego.

Después de esto las sustituciones en el equipo sansero darían sus frutos, volvimos hacernos dueños del partido y lo que haría que en los minutos finales Iker pondría el segundo gol para los nuestros, una vez más con un fuerte remate que nada pudo hacer el portero rival.

Así llegaría el final del partido, un encuentro que nos da mucho que hablar de los nuestros, dejando la portería a cero y siendo muy contundentes, sacando una victoria importantísima, que de seguir en esta línea, el objetivo estará más cerca.