El filial sansero se desplazaba hacía Galapagar para disputar un partido trascendental si quería seguir luchando por el ascenso.

Tras el arranque del encuentro esto no parecía ser así, nos encontrábamos un equipo sin intensidad, frente a un Galapagar que en esta primera parte iba a dominar el encuentro, presionando arriba y yendo a por el partido desde el primer minuto.

El Sanse no se encontraba nada a gusto en el terreno de juego, sin claridad en los pases, en los despejes… Veíamos un equipo apagado. Sin embargo, rondaba el minuto 30 y Rubén Bas aprovechaba una falta directa al borde del área, que el portero no despeja con contundencia e iba hacer que nos adelantáramos. Aunque seguíamos sin dominar el encuentro después del gol, ellos con el empuje de la grada y con mayor intensidad seguían poniendo en apuros al Sanse.

Así era, cerca de llegar al descanso, cuando iban a tener su premio en una falta al borde del área debido a una mano de nuestro jugador, que el Galapagar transformaría con un golazo de libre directo. La primera mitad acabaría en tablas.

Al reanudarse el partido algo cambió en la mentalidad de los nuestros y sabían que sin esfuerzo y coraje no se iba a conseguir sacar el partido, a pesar de que el inicio de la segunda parte tampoco fue muy bueno, faltando movilidad. Debido a todo esto comenzó a forzar la máquina y demostrando que son un gran equipo cuando quieren.

Por este motivo y esta razón las ocasiones comenzaron a llegar, de modo que en una jugada muy bien  enlazada por la banda, Álvaro le iba a poner un buen centro a Javi, que sería derribado provocando el penalti, donde Rubén Bas de nuevo, no iba a fallar.

No obstante los cambios en el Sanse iban a dar aire fresco al equipo, haciendo que minutos más tarde, nuevamente por banda y un balón tocadito al área hacía que Rubén Lozano firmará uno de los mejores goles de la jornada, con un fuerte tijeretazo al fondo de las mallas.

El partido no acabaría así, cuando a falta de minutos para acabar el encuentro, nuestro central Edu culminaría el resultado, aprovechándose de una buena jugada de Jhony, que caía en sus pies y con sangre fría pondría punto y final a un encuentro de donde hay muchas cosas que tener en cuenta y es que cuando este equipo quiere, demuestran lo que valen con buen juego e intensidad por parte de cada uno.