Tras la vuelta de vacaciones volvíamos a retomar la jornada liguera, con ganas e ilusión de conseguir los tres puntos ante Santa María de la Caridad y seguir en la lucha.

Arrancaba el partido en Matapiñonera, una buena  jornada para recortar puntos a los de arriba, iba a ser así cuando a los pocos minutos de arrancar el partido iba a llegar el primer gol, tras una jugada rápida, Ricky le ponía un estupendo balón a nuestro killer Rubén Lozano que no perdonaría.

Más tarde el Sanse era quien controlaba la situación del partido disponiendo de muchas ocasiones, lo que hacía que en una de ellas,  nuevamente Ricky con una buena maniobra y un disparo fuera del alcance del guardameta, ponía el 2-0 en el electrónico. Por lo que veíamos, el partido nos deparaba de muchos goles.

El encuentro hasta el momento tenía un solo dueño, el equipo visitante apenas ponía en peligro a nuestro guardameta Javi, que tuvo desbaratar el peligro en un disparo desde fuera del área, por lo demás el Sanse se encontraba a gusto en el campo.

Debido a este control del partido las ocasiones llegaban y alrededor de la mitad de la primera parte, Álvaro le ponía un balón al espacio a Rubén Lozano  y el sólo dejaba atrás a la defensa, anotando su segundo gol en su cuenta particular.

No hubo tiempo para más en esta primera parte, los nuestros se marcharían por delante y sin apenas haber sufrido en ninguna acción.

A la salida de la segunda mitad, íbamos a seguir con el control del balón, pero debido a dos jugadas en las que no estuvimos nada listos, les íbamos a dar vida al equipo rival. El equipo visitante  buscaba el gol para meterse en el partido, provocó que en una jugada aislada, Baba y va a ser expulsado del encuentro y haciéndose quedar con uno menos a nuestro equipo.

Al poco tiempo de haber ocurrido esta acción ellos iban a lograr meter el primer gol que aún les daba algo de esperanzas, en una segunda parte algo relajada del filial

Sin embargo con uno menos durante un largo tramo de la segunda parte, ellos apenas iban a ocasionarnos peligro, debido a que los cambios realizados iban aportar aire fresco al equipo y a reorganizarnos de nuevo.

Así sin nada más que destacar y que añadir del partido, finalizaría una jornada interesante que nos mantiene matemáticamente con posibilidades de ascenso y seguir creyendo, esperando ya la próxima jornada en una salida complicada ante el Adarve donde habrá que dejarse todo y más.