Visitaba en la tarde de hoy el Sanse el Municipal de Tarancón en el quinto test de pretemporada ante un buen rival del grupo XVIII de Tercera División, con buena presencia en las gradas del Municipal de Tarancón, con presencia de aficionados sanseros.

El once inicial que sacaba en el día de hoy el míster Manolo Cano era el siguiente: Xabi Irureta; Rubén Valverde, Jonny, Álvaro Zazo, Raúl Hernández, Marcos Gullón, Joel Rodríguez, Emaná, Pipe Sáez, Iván Bueno y Carlitos.

Los primeros minutos del encuentro eran de tanteo, pero rápidamente los nuestros eran los que querían llevar el dominio del balón y el control del juego, ante un rival que no lo ponía nada fácil.

En el 10′ de juego iba a llegar el primer gol del encuentro, saque de esquina que remataba Zazo de cabeza para despejar la defensa local con un mal despeje que le caía a Iván Bueno desde fuera del área para con un disparo potente colocar el 0-1 en el marcador.

En el 23′ de juego Raúl Hernández pudo aumentar la renta, en un mano a mano ante el meta local, el guardameta tapaba bien el espacio y sacaba con el cuerpo el remate del jugador sansero.

Minutos después los locales iban a poner las tablas en el marcador, tras una buena jugada individual de Cristian que tras deshacerse del defensor se sacaba un zapatazo escorado para clavarla en la escuadra a pesar del intento de estirada de Xabi Irureta que nada podía hacer por evitar el tanto del empate.

Así finalizaría la primera mitad, en la segunda el guion fue el mismo que en la primera, el carrusel de cambios por ambos equipos, no hizo que el partido decayera ya que ambos conjuntos buscaban el gol con ímpetu.

Con tan solo un minuto disputado de la segunda mitad, pudimos disfrutar de la mejor parada del encuentro, cuando en un mano a mano Xabi Irureta sacaba un pie de portero de balonmano para dejar el balón clavado y evitar el 2-1.

En el 76′ de partido, iba a llegar el segundo tanto para los nuestros, espectacular jugada individual de Iván Bueno por banda, que se va en velocidad y con un regate de su defensor para meterse en el área y poner un pase al pie para solo empujarla dentro de las redes a Moussa que había entrado hacia escasos minutos en el partido.

Tras el gol, hubo varias ocasiones para poder haber aumentado el marcador, pero el resultado no se iba a mover. Muy buenas sensaciones las que está dejando el equipo en esta temporada, en la que no conoce la derrota por el momento.