Con 0-0 el Sanse falló un penalti, el 0-1 hizo mucho daño y condeno al equipo.

Volvían los nuestros a jugar en casa ante nuestra afición, tras los dos últimos encuentros en lo que el equipo había cosechado un empate y una victoria, podía ser que el encuentro de hoy fuera el punto de partida para comenzar la escalada en la clasificación. 

Aunque las cosas no comenzaban muy bien, ya que durante el calentamiento Marcos Gullón que salía en el 11 titular, se lesionaba y se caía a última hora de la alineación, su lugar lo ocupaba Alberto Rentero, que estaba en el banquillo, su plaza en el banquillo la ocupaba Raúl Hernández.

A pesar de ello, el inicio del encuentro para los nuestros era francamente bueno, llegando con facilidad y mucho peligro, disponiendo de ocasiones para anotar, así en el 6 de juego tras una buena jugada colectiva, Joel caía derribado dentro del área y el colegiado decretaba la pena máxima, el encargado de intentar transforma era el capitán Fer Ruiz, pero parecía que hoy la suerte nuevamente no iba acompañar a los nuestros, el lanzamiento se iba fuera cuando había engañado perfectamente el guardameta Fran, una autentica lastima ya que por los méritos vistos de ambos equipos el  Sanse era justo merecedor de ponerse por delante en el marcador.

Errar la pena máxima no pareció preocupar a los nuestros que siguieron con el dominio tanto del juego como de ocasiones, parecía que era cuestión de tiempo el que llegará el primero para los de Manolo Cano. Pudo haber sido en una triple ocasión de la que dispusieron los nuestros, primero sería Joel quien tras una buena jugada no encontraba rematador a su centro al área, el despeje se lo encontraba Fer Ruiz que empalmaba el balón y se encontraba con el defensor celeste que sacaba el despeje en el área pequeña y por último Pipe Sáez se encontraba el segundo rechace y enviaba en balón alto pegado al palo marchándose por línea de fondo.

Pero el fútbol esta temporada no está siendo nada justo con los nuestros, transcurría el minuto 20′ de encuentro cuando en la primera ocasión de los celestes, tras un mal rebote, el balón se lo iba a encontrar al hueco Bermejo para plantarse solo ante Xabi Irureta y en el mano a mano, batirle por encima y colocar el 0-1. Esa fue la acción que marco el partido para mal a los nuestros, que vieron como habían dispuesto de múltiples ocasiones, siendo superiores y se veían por debajo en el marcador teniendo que levantar el partido, a pesar de ello en esta primera mitad lo siguieron intentando.

Fer Ruiz estaría a punto de igualar el marcador con un disparo seco algo escorado desde fuera del área, pero se encontraba con la buena reacción del meta Fran que enviaba el balón a córner con una buena parada. Minutos después era Rentero quien lo intentaba de cabeza tras un centro lateral de Iván Bueno, el remate de cabeza se marchaba por encima del larguero.

Pero el fútbol es así, unas veces justo o injusto y al final todo se basa en que el balón entre, pero cuando tienes ocasiones claras de gol y no consigues hacerlas, pues te suele pasar como le paso hoy a los nuestros, segunda ocasión del Celta “B” en la primera parte y segundo gol, esta vez era Jacobo quien se sacaba un derechazo desde fuera del área grande ajustado a la escuadra donde a pesar de volar nada podía hacer Xabi Irureta para impedir el 0-2, a raíz de este gol el partido para los nuestros acabo, la losa era demasiado dura ya, los méritos de unos y otros en esta primera parte dejaban un resultado a nuestro parecer muy injusto.

Tras la reanudación el míster Manolo Cano, daba entrada a Nacho Buil en busca de más control en el centro del campo que diera opciones de seguir creando peligro para recortar distancias y meterse en el partido.

Pero el Celta “B” sabedores de la gran efectividad con la que hoy se estaba encontrando olía la sangre y querían matar el encuentro por la vía rápida, A los nuestros se les veía moralmente muy tocados y eso se notaba en el juego.

En el 52′ de juego un balón rebotado en Aitor Puñal estaba a punto de convertirse en el 0-3, en balón se marchaba a córner por escasos centímetros. La segunda mitad transcurría entre la fuerte lluvia que caía en Matapiñonera, un filial celeste que se había hecho con el dominio de la segunda mitad y con los nuestros intentándolo a la desesperada, pero como en gran parte de los partidos de esta temporada sin suerte.

En el 75′ de partido llegaría la sentencia definitiva de los celestres, una mala salida del balón hacia que Jacobo se encontrara con el balón, con Xabi Irureta adelantado y sorprendía al meta vasco con un tiro sutil y ajustado al palo que hacia el a la postre definitivo 0-3. 

En los últimos minutos de partido los nuestros se iban a quedar con 10 jugadores sobre el terreno de juego, ya que Jaime Gavilán era expulsado tras una entrada por detrás que el colegiado decretaba como peligrosa amonestando con la tarjeta roja nuestro atacante.

No había tiempo para más en la mañana de hoy en Matapiñonera, que sigue sin ver a los suyos ganar en su feudo esta temporada.

La próxima semana los nuestros viajaran hasta Melilla para enfrentarse el domingo 27 de octubre a las 11:30 horas a la Unión Deportiva Melilla.

FICHA TÉCNICA:

U.D. SANSE: Xabi Irureta: Rubén Valverde, Pipe Sáez, S. Gassama (A 11′), Bijimine (A 60′), Alberto Rentero (Nacho Buil 46′), Joel (A 85′), Iván Bueno (Trabazo 64′), Aitor Puñal, Gavilán (R 87′) y Fer Ruiz (Moussa 54′).

REAL CLUB CELTA DE VIGO “B”: Fran: Sergio, Farrando, Ros, Jacobo, Molina, Yeboah (Vega 61′), Moha (A 45’) (Manny 80′), Fontan, Apeh (Lautaro 72′) y Bermejo.

ÁRBITRO: Sesma Espinosa del comité riojano.

GOLES: 0-1, Bermejo (20′),0-2, Jacobo (42′) y 0-3, Jacobo (75′).

INCIDENCIAS: Estadio José Luis de la Hoz -  Matapiñonera: 700 espectadores.