Salida complicada el pasado domingo para nuestro filial que se saldó con empate a 2.

El siempre complicado campo del Esperanza por sus diminutas medidas fue un gran escollo para que nuestros jugadores se pudieran imponer a un rival de la parte alta de la tabla a domicilio.

Las primeras acciones de peligro fueron para el filial sansero, fruto de la confianza y dominio que están mostrando en los últimos encuentros en donde llevan 13 de 15 puntos posibles. A pesar de esto, en dos acciones a balón parado casi simultáneas, el rival consigue ponerse por delante con un abultado 2-0 para lo que se había visto en el campo, pero antes del descanso Alex volvió a encontrarse con su cita con la portería rival y acercó a los nuestros hasta el 2-1 del final del primer tiempo.

En la reanudación, el filial puso todos los medios posibles para la consecución del empate y es en el minuto 83′ cuando Oliva consigue el tanto del empate y el segundo en lo que va de temporada. A partir de ese momento, el encuentro se vuelve loco y aparecen numerosas ocasiones para cada equipo pero que finalmente no se materializan.

Un nuevo punto para seguir en puestos de ascenso y continuar peleando por todo.
El próximo domingo 23 de febrero a las 19:00 se jugará el siguiente partido contra la Unión Elipa en el JDLH – Matapiñonera.