La Real Federación de Fútbol de Madrid nos acaba de comunicar:

Tras las medidas con carácter extraordinario de contención contra el coronavirus (COVID-19) aprobadas por la Comunidad de Madrid, la Real Federación de Fútbol de Madrid ha decidido suspender las competiciones de fútbol federado de su ámbito territorial en todas sus categorías durante los próximos 15 días (entre 11 y 26 de marzo), afectando a las dos próximas jornadas.

 

COMUNICADO OFICIAL ENVIADO A LOS CLUBES POR INTRANET FEDERATIVA

En relación a la Orden 338/2020, de 9 de marzo de 2020, de la Consejería de Sanidad en las cuales se adoptan medidas preventivas y recomendaciones de salud pública en la Comunidad de Madrid como consecuencia de la situación y evolución del coronavirus (COVID-19).

La Junta Directiva de la Real Federación de Fútbol Madrid dispone comunicar a todos sus afiliados:

1. La suspensión de los partidos de ámbito territorial en sus próximas dos jornadas, en las fechas comprendidas entre el 11 de marzo hasta el 26 del mismo del año en curso.

  • 1.1. Las fechas propuestas para sustituir las dos jornadas suspendidas serán los días 11-12 de abril y 2-3 de mayo de 2020.
  • 1.2. Las fechas propuestas podrán verse afectadas en las categorías de fútbol base y fútbol siete según sus calendarios específicos de competición.

2. Los partidos de ámbito nacional de 3ª División y Liga Nacional Juvenil, siguiendo las directrices marcadas por la Real Federación Española de Fútbol, se deberán celebrar a puerta cerrada.

3. El cierre y la suspensión de las actividades desarrolladas en las instalaciones deportivas federativas en el periodo especificado en el punto anterior.

4. Suspensión temporal de las actividades formativas presenciales en todos los centros, cursos y niveles de formación de la RFFM.

  • En este sentido, la Escuela de Entrenadores de la RFFM ha comunicado a su alumnado que las clases presenciales de los cursos activos se desarrollarán de forma Online durante el periodo marcado por la Comunidad de Madrid (26 de marzo), cumpliendo en la medida de lo posible el horario correspondiente a cada clase, y justificando la participación y asistencia del alumno o alumna. Las asignaturas que requieran de clases prácticas en campo deben impartir su parte teórica y aplazar la práctica.