Copa RFEF: Sanse 1 – Alcalá 0

El Sanse afianza su condición de líder del Grupo 1 de la Copa RFEF al derrotar en la cuarta jornada a la RSD Alcalá por 1-0. El gol llegó al cuarto de hora de partido por mediación de Ismael, que remató a la perfección con su pie derecho, un buen centro desde la banda izquierda de Torres tras una gran jugada individual. El intercambio de posiciones entre ambos funcionó a la perfección y desconcertó a la defensa rival, que nada pudo hacer por evitar el 1-0.

El segundo pudo llegar poco después, en otra jugada individual por la banda izquierda, esta vez de Ismael que se fue de su marcador pero luego no pudo concretar el ataque, estorbado por un defensor complutense.

El dominio fue mayoritariamente sansero, con escasas llegadas peligrosas de los visitantes, que en ningún momento inquietaron a Tito. A partir del minuto 30′ el partido se equilibró y el Alcalá se fue asentando sobre el terreno de juego. Una de sus llegadas más peligrosas tuvo lugar a la media hora de juego en una jugada individual de Gorka que abortó con gran calidad el central del filial sansero, Julio, adelantandose a la perfección antes de que pudiera armar el disparo.

Hasta llegar al tiempo de descanso, el Sanse supo estar bien colocado y apenas sufrió, pese a tener menos el balón que en los minutos anteriores.

La segunda parte comenzó muy igualada, sin especulaciones. El Sanse pudo ampliar distancias en el 58′ en una buena jugada de Vidal por la izquierda que centró para que torres rematase de cabeza en el primer palo, pero el disparo se fue al lateral de la red. En el minuto 60′ llegó la jugada combinativa más atractiva de todo el partido, entre Pascu y Vidal que terminó en un pase de la muerte al que no llegó Mena, libre de marca, por milímetros.

Al siguiente minuto, ambos equipos pidieron penalti, primero el Sanse por caída de Pollo en el interior del área rival, y el Alcalá por caída de Gorka, pero Carralero Calvo no consideró punibles ninguna de las dos acciones.

En los últimos minutos el partido se endureció, con más faltas, interrupciones y fueras de juego que llegadas al área. Sin embargo, el Alcalá pudo empatar en el 91′ con un fuerte disparo de Víctor desde fuera del área que se estrelló en el larguero. Fue la última ocasión del partido.