Preferente: Jornada 1. Canillas – Sanse

Mañana soleada, calurosa más que soleada se podría decir en al que jugaron el Canillas y el recién ascendido la Unión Deportiva San Sebastián de los Reyes ·»B». Partido que daba inicio a la temporada de ambos equipos con ganas y aspiraciones parecidas, el llegar lo más lejos en este curso. El Sanse comenzó con una presión muy alta, a veces afixiante, lo que imposibilitaba al portero local jugar la pelota desde atrás durante todo el partido, esa presión fue muy positiva pero a medida que pasaban los minutos fue de más a menos.

Las ocasiones locales fueron contadas y las del recién ascendido se multiplicaban y pudo llegar a l descanso con el partido más que resuelto. Su primer gol fruto fruto de una lentísima defensa y una salida inexistente del portero del Canillas fue aprovechada por Maca para abrir el marcador. El segundo fue gracias a una prolongación más de Pinilla, que se hizo amo y señor de todos los balones aéreos sacados por su portero, y en una segunda jugada tras un disparo desde la frontal, la fe ciega de Álvaro en una carrera imposible hizo que se adelantase al portero incapaz de blocar el balón y elevó el cero a dos en el marcador. A consecuencia del resultado y de una relajación en la presión sansera, el Canillas adelantó la defensa una debilidad que no supo manejar el conjunto franjirrojo, que en el día de ayer vestía de rojo, que tuvo ocasiones de sobra en los pies de Hernando y Maca que se quedaron en eso en ocasiones. Los locales volcaron su peso en ataque por su perfil izquierdo tanto en la primera parte como en la segunda pero su mayor peligro llegaba siempre a balón parado.

Tras el descanso el partido pasó a ser un correcalles y los jugadores empezaron a cargarse de tarjetas, por ello y en busca de mayor profundidad los locales y de meter nuevas variantes en ataque y el Sanse tratando de hacer y crear un medio del campo más fuerte comenzaron los cambios. Pasaban los minutos y el Canillas no reducía distancias y la Unión Deportiva San Sebastián de los Reyes, que aunque no se sentía cómodo encerrado en su campo sí salía con fuerza y peligro a la contra Fruto de esas contras Carlos tuvo la oportunidad de marcar el tercero y posteriormente también la tuvo Álvaro pero sus disparos no encontraron puerta. Casi con el tiempo cumplido, una pérdida en el medio del campo cuando el filial sansero salía de su área llegó por  la banda izquierda,  motor del ataque local, un centro al segundo palo que acabó en  gol tras pasarle el balón por debajo a Tomi, muy seguro en todo el partido. Gol en posible fuera de juego que puso el uno a dos final y le daban al Sanse sus primeros tres puntos.