Empate del Sanse con el Leganés

Jornada 12: UD Sanse 0 – CD Leganés 0

El Sanse mereció mejor suerte en Matapionera frente  al C.D. Leganés en un partido en el que llevaron la iniciativa y  propusieron un juego más ofensivo y de posesión, pero no lograron  traducir en goles las ocasiones creadas a lo largo de los 90 minutos.

Las mejoras establecidas en el césped de Matapiñonera durante el verano permitieron quel terreno de juego estuviese en mejor estado que la temporada pasada por estas fechas. Un factor a tener en cuenta teniendo en cuenta las cuantiosas lluvias caídas en los últimos días, muy superiores a las del curso pasado. Pese a los esfuerzos realizados, frente al Leganés, el terreno de juego se encontraba en un estado embarrado, que no facilitaba el juego combinativo y que podía premiar al equipo que buscase el contragolpe.

Quizá por ello, el equipo visitante  gozó de la primera ocasión clara en un mano a mano con  Miguel Ángel que se estrelló en el larguero. El equipo de Álvaro García, pese a ello,  no se arredró y mantuvo su filosofía inicial para lograr el objetivo de  la victoria. Un objetivo que se volvió escapar en Matapiñonera (al igual que en el anterior partido en su feudo ante el Ourense) de manera injusta. El marcador no plasmó los méritos de ambos equipos por igual.

Durante la primera parte, el dominio sansero quedó plasmado en la estadística, con una superioridad abrumadora en cuanto a acercamientos al área y lanzamientos de córner. Sin embargo, las ocasiones más claras no llegaron hasta la segunda parte.

En el minuto 49 de partido, llegó la jugada más elaborada del Sanse en ataque, en una apertura hacia Ismael en la banda izquierda con centro raso hacia la frontal del área para que David Sanz la dejase pasar, la recepcionase Javi Vicente y disparase muy ajustado al larguero.

Dos minutos después fue Mena quien pudo marcar en un lanzamiento escorado con el pie derecho que, algo escorado, se fue fuera, desviado.

Pero la más clara llegó en el minuto 62′, en un centro al segundo palo al que llega perfectamente Gibanel que remató de cabeza esquivando la salida de Falcón, pero sin la puntería exacta para mandar el balón entre los tres palos,  ya con la portería vacía, pero desde una posición escorada.

El Leganés por su parte, tan solo creó peligro en un lanzamiento de falta de Carlos Martínez que atrapó Miguel Ángel y en una jugada aislada en el tramo final que acabó con un disparo de Dioni muy cruzado.

Fue la última oportunidad clara de un partido en el que el Sanse volvió a puntuar e casa y se mantiene fuera de los puestos de descenso, aunque, probablemente, hubiera merecido sumar los tres puntos y alejarse más de la zona peligrosa.