Solidaridad y compromiso

Jornada 15: Atl. Madrid ‘B’ 0 – UD Sanse 1

El Sanse supo reponerse a la más que rigurosa expulsión de Castañera y pudo mantener la renta obtenida gracias al gol de Bidari al comienzo de la segunda parte. Con esta victoria el equipo sale de los puestos de descenso. Gran trabajo de todos y cada uno de los jugadores que lo dieron absolutamente todo para conseguir los primeros tres puntos a domicilio de la temporada. El jugador del filial Carlos Hernando debutó en 2ª División ‘B’. Además de la expulsión de Castañera, la mala noticia fue la lesión de Javi González, que se retiró en el descanso por un pinchazo en el gemelo.

El filial atlético saltó mejor al terreno de juego y fue superior en el primer cuarto de hora de partido, sin embargo, su dominio no se tradujo en llegadas al área peligrosas y ocasiones de gol. A partir del minuto 15, las fuerzas se equilibraron, los jugadores del Sanse se hicieron con el escenario y con el juego del rival y comenzó a plantar cara en la parcela ancha. Precisamente, en ese minuto 15, Moncho pudo inaugurar el marcador con un fuerte lanzamiento desde la frontal del área que se marchó fuera rozando la madera de la portería de Bono.

La siguiente gran ocasión fue también para el Sanse, esta vez en las botas de Ismael a pase de Mena desde la banda izquierda, pero su disparo, al borde del área pequeña, se marchó rozando el larguero.

Los locales tenían mayor posesión, pero las ocasiones eran para los de Álvaro García, que supieron desempeñar a la perfección lo marcado en la pizarra.

En la última jugada del primer tiempo Javi González sintió un pinchazo en el gemelo y tuvo que pedir el cambio. Le sustituyó Torres, por lo que Héctor paso a jugar de lateral derecho (posición novedosa para él), y Bidari de central.

Lejos de resquebrajarse en la parcela defensiva por las bajas, nada más comenzar el segundo tiempo, el propio Bidari abrió el marcador con un remate de cabeza a centro de Javi Vicente desde la banda izquierda.

Una vez por delante en el marcador, bastaba con mantener la portería a cero para llevarse los tres puntos y el Sanse supo jugar con mucha inteligencia. Sin embargo, en el minuto 65′ tuvo lugar un imprevisto, la polémica expulsión de Castañera por una entrada exenta de violenta y por tanto demasiado rigurosa.

Pese a quedarse con diez, el equipo no se resintió en exceso debido a la solidaridad y el compromiso de los jugadores, que supieron aguantar a la perfección las acometidas atléticas sin recibir ocasiones, salvo en los últimos minutos en los que algún balón colgado al área sembró la incertidumbre. Sin embargo, el gran trabajo defensivo de todos dio como resultado una merecida y comprometida victoria.